IRES, DEVENIRES, Y REFLEXIONES ESCRITAS EN VOZ BAJA.

sábado, 2 de junio de 2012

De muros de tiempo, y espacios de red.

Aunque mes y medio tarde, os anuncio que ya podéis visitar, y de paso os recomiendo que lo hagáis, la nueva web de Marco Navas, que es obra, gracia, y savoir faire de la otra mitad de este trapecio, Isabel Celada. El tiempo transcurre deprisa, tanto, que sin apenas darme cuenta, han pasado casi dos meses desde la última vez que actualicé este blog. Suficiente razón para hacerme pensar que, a todas las personas que tenéis a bien pasaros por este espacio de vez en cuando, os debo una explicación... Y como diría el gran Pepe Isbert, esa explicación que os debo, os la voy a dar.
En los últimos dos meses, he mantenido la misma rutina frenética de trabajo, encargos, proyectos, idas y venidas, a la que acostumbra este humilde e inquieto artista del trapecio. Pero también he estado inmerso en eso que llaman pedante, y desacertadamente, web 2.0. Y digo desacertadamente, por que yo creo que debería llamarse web 5.5. Con perdón, por la mala y grosera rima. Me resultaría cansino dar una larga explicación al respecto, y tampoco creo que resulte de interés general mi opinión, pero resumiendo diré, que eso de la web 2.0. es un nuevo cuento chino (o gringo), una nueva quimera, una burbuja frágil y fugaz como una pompa de jabón, efímera cual voluta de humo... Una manera de hacer esclavo de sí mismo al profesional de lo que sea, haciéndole creer que la web 2.0 es esa panacea de promoción sin la cual no podrá existir ni sobrevivir como tal.
Como dice un amigo, "chinito no tlagal", es decir, personalmente, no me lo creo. Es lo que tiene ser incrédulo hasta el ateismo. Pero... En fin, a estas alturas ya sabréis que pese a mis reticencias, que siguen siendo las mismas, he claudicado ante los que me insistíais en que debería estar en facebook. Y ahí estoy. Y así se han esfumado dos meses, sin aparecer por este espacio, y liado con el nuevo juguete. Mis días siguen teniendo 24 horas, y mantener activos blog y caralibro supone un tiempo extra a sumar, a las ya muchas horas que dedico al trabajo. Dicho esto, confío en reanudar la actividad habitual del blog a partir de este post, a razón de 2 ó 4 artículos mensuales. Así mismo, os confirmo que mantendré activo el perfil de facebook, al que por supuesto estáis invitadas todas las personas humanas que acostumbráis a acompañarme en esta travesía internáutica. Espero haceros disfrutar también de ese muro, a pesar de que yo, tratándose de muros, soy más partidario de tirarlos, que de levantarlos. Y ya que estas líneas han ido tomando cariz de quejío y lamento, y que el post va de muros... Os dejo, y me quedo, soñando al compás de esa maldita pared... ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada